Monedas, tarjetas, claves…y ahora selfies

Parece ciencia ficción, pero no lo es, está a punto de hacerse realidad: pagar con el móvil, pero no como todos imaginamos. Se trata de la posibilidad de pagar haciendo algo que a muchos les entusiasma, un selfie. Realmente se trata de un medio para hacer pagos online, pero el elemento de seguridad que servirá para validar la identidad del comprador será esa foto.

Es lo que busca el sistema Identity Check Mobile de Marstercard. No se trata de una ocurrencia cualquiera o una diversión, en absoluto. Una fotografía tiene aspectos de identificación muy valiosos a la hora de ratificar la identidad de una persona. Son los datos biométricos, que ya se utilizan en infinidad de sistemas de seguridad en edificios e instalaciones de todo tipo. La aplicación funciona, por otra parte, de manera similar a otro sistema que ya se aplica con éxito, el de lectura de la huella digital en el móvil

Pero no se busca solo seguridad, se busca algo más: facilitar el proceso de compra. En ocasiones podemos olvidar claves o introducir un dígito erróneo que hace que la transacción comercial se ralentice. Y lo que es peor, se da tiempo al cliente a que se arrepienta y abandone la compra. Con el selfie no hay necesidad de recordar contraseñas y tampoco hay peligro de que las roben. Seguridad, rapidez y comodidad para hacer las compras, una aplicación que promete ser irresistible para muchos.

Esta novedosa app llegará a lo largo de 2017, pero no a todo el mundo, al menos de momento. Solo habrá unos cuantos países privilegiados, en concreto doce, y uno de ellos será España. Si la experiencia tiene éxito, como de hecho asís e espera, se extenderá y es que la tendencia es que las claves pasen a la historia en un futuro no muy lejano. Lo mejor de todo es que será muy fácil acostumbrarse a esta novedosa manera de identificación en los pagos.